domingo, 15 de enero de 2017

Micro-Microcuento #25

Lunes en la oficina, 4 horas de charla, la tormenta de ideas llevaba 1 hora y solo oía: bla, bla, bla, de repente desperté del letargo y comenté: ¿Por qué no usamos fichas de personaje cómo en los juegos de rol? Todos me miraron de repente, puesto que ya estaba todo predispuesto aproveche para argumentar al respecto: Tenemos un fallo que hace que los embriones modificados geneticamente al final produzcan malformaciones, está bien escoger las características de nuestros hijos, pero parece que la expansión fractal de la energía es igual para todos, se repite de manera exacta rellenando todos los huecos, lo que en ciertos puntos parece como si fuera cuesta abajo y los huecos se rellenan más facilmente con lo que se genera la malformación en algunos casos, ésto hace que solo en algunos momentos hayamos conseguido que los resultados sean iguales a lo pretendido.

Sí usáramos fichas de personajes definiríamos unas clases con características de base, luego solo tendrían que escoger entre cada una y asignar las mejoras, no se llegaría nunca a producir errores, eso sí hasta el siguiente salto, nos quedaríamos igual...