viernes, 13 de marzo de 2015

Micro-Microcuento #5

Hace 67 millones de años una luna fue lanzada por Júpiter generando la vida después de los dinosaurios, se llamaba Ilargi, no era muy diferente de las que podemos ver hoy, hielo en la parte superior, agua, roca y un núcleo metálico, toda una cápsula de tiempo.
Júpiter es un gigante gaseoso que después del Sol es nuestro primer baluarte, aparte de que su tamaño ayuda a capturar parte de los objetos que entran en el sistema solar alterándoles la órbita, cada vez que recibe un impacto crítico funciona como una bolsa de agua, amortiguando el impacto y lanzando una luna para mitigar posibles daños, como si fuera una gran incubadora que repuebla planetas, cualquier objeto que llegan a sus dominios modifica su órbita y con el paso del tiempo se convierte en una nueva bola.

Una simple matriz; ahora tiempo después, hacemos visitas guiadas...